Murió Omar Geles, cantante vallenato, a los 57 años

Murió Omar Geles, cantante vallenato, a los 57 años

El artista ingresó en horas de la noche a la Clínica Erasmo de Valledupar por un paro cardiaco

En la noche del martes 21 de mayo de 2024, se conoció que el reconocido compositor vallenato Omar Geles, de 57 años, ingresó a la Clínica Erasmo de Valledupar a causa de un paro cardiorrespiratorio, que, según confirmación de la familia y la clínica, le habría causado la muerte, y que se habría producido en el momento en el que jugaba pádel.

Entre los cantantes que lo confirmaron se encuentra el artista vallenato e hijo de Diomedes Díaz, Elder Dayán, que en su cuenta de X aseguró: “El folclore está de luto… Omar Geles que Dios te reciba en su santa gloria, otro de los artistas relacionados al género vallenato que lamentó la muerte del compositor fue el acordeonero Rolando Ochoa que aseguró: “No hay palabras, todos estamos golpeados, el sábado estábamos allá en Bogotá”.

De acuerdo con la información que se conoció, la muerte del compositor fue confirmada por la familia del artista y el también compositor Wilfran Castillo al que se le vio bastante afectado a las afueras de la clínica.

En abril de 2024, Omar Geles ya había sido internado en un hospital en Miami, Estados Unidos, luego de que se desplomara en tarima la noche del sábado 27 de abril tras sentir un fuerte dolor en sus brazos y pecho, el cual, lo dejó sin aliento.

Las causas más frecuentes de un paro cardiorrespiratorio son la enfermedad coronaria; no obstante, existen otras como el paro respiratorio, la electrocución, el ahogamiento, traumas, la pérdida considerable de sangre, los coágulos en el pulmón o en las arterias coronarias, y la asfixia. Hay casos donde el paro cardiorrespiratorio ocurre sin una causa aparente.

Ante un paro cardiorrespiratorio, es crítico llamar inmediatamente a emergencias y solicitar una ambulancia. Mientras llega, se pueden iniciar maniobras de reanimación cardiopulmonar (RCP) colocando una mano sobre la otra en el centro del pecho de la persona y presionando firmemente a un ritmo de 100 compresiones por minuto.

El 95% de las personas que sufren un paro cardiorrespiratorio fallece antes de llegar al hospital. La desfibrilación puede restablecer el latido cardíaco si se aplica dentro de los primeros seis minutos tras el colapso. Cada minuto sin intervenir reduce las probabilidades de supervivencia entre un 7 y un 10%, y los intentos de reanimación son generalmente infructuosos después de 10 minutos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *